4.776 camotos

Diccionario Cartagenero. Letra “C”. Camoto; Cabezón.

Pues al final, en el Cartagonova se van a reunir cada 15 días, como mínimo, 4.776 camotos empeñados en ayudar en todo lo posible a devolver al Efesé a segunda división. Cartageneros empeñados, que han vuelto a creer en su equipo, incluso después de la nefasta temporada anterior. Y es que a camotos, a los cartageneros, no nos gana nadie.

Según informa el club en su web, El FC Cartagena finalmente ha cerrado la campaña de abonos para la temporada 2012/13, con una cifra final de 4.776 socios. Cerrada una campaña realizada más desde la propia Federación de peñas que desde la dirección del club, en la que  es cierto que se han atendido las demandas de la afición fijando unos precios asequibles y accediendo a la  extensión de la misma hasta el fin de semana pasado. Campaña marcada por el altísimo grado de implicación y de trabajo de la Federación de peñas, con su campaña #YoMeAbonoAlEfesé extendiendo el blanquinegro a pueblos y pedanías limítrofes, implicando por fin a comercios de la ciudad con su club, y de la que falta el cierre; el sorteo de los regalos que estas empresas colaboradoras han aportado a la campaña.

En un principio desde el club se dijo que el objetivo era estar en  los 5.000 abonos, pero los 4.776 son, se mire por donde se mire, una magnifica cifra para un club que hizo el más espantoso de los ridículos la temporada pasada y que este año vuelve a una categoría tan desastrosa como la 2ªB. Seguir  pagando para ver desfilar por el estadio del Cartagena al Loja, al Sanluqueño, Villanovense, Lucena, La Roda, Linense, Arroyo, UCAM Murcia….es tener la cabeza muy gorda. Estará entre los cinco clubes con mas abonados de 2ªB, y tendrá más abonados que varios de 2ªA. La afición de Cartagena ha respondido con creces, esta debe ser la conclusión final, tanto para los aficionados como para el propio club.

En resumen, que a 4.776 camotos, a tos esos grillaos les ha dao la chalaura y se han hecho sosios de su Efesé, amoquinando lo correspondiente. Que allí estaremos este chispeandujo o haga helor, aguantando quemasangres, apuntacarros, canseras y caparras…habrá días que saldremos engangrenaos y de malafollá, otros bufaos de orgullo cartagenero….

Nosotros estaremos, ahora necesitamos onse pecholatas que acaben los partidos derrengaos y que no zangoneen, que no nos sean huevares, golfares ni fuleros. Con eso y un poquico de potra acabaremos el año enfollonaos subiéndolos a coscaletas en el submarino…eso no me lo quita nadie de mi camota. Y creo que tampoco de la de los camotos 4.775 restantes.

Anuncios

Pencho haciendo el trabajo de Paco

La federación de peñas sigue adelante con su novedosa campaña #yomeabonoalefese para captar socios y colaboraciones.  Una iniciativa nueva en Cartagena. Algo importante. Y con mucho trabajo detrás.

Creo que no se está valorando lo suficiente, que se está dando por normal esta campaña que la Federación de Peñas está realizando con su intención de hacer de motor de expansión de la efesemanía a pueblos y pedanías, tradicionalmente al margen del equipo de la ciudad. Históricamente la masa social de equipo de fútbol de la ciudad se ha limitado a precisamente eso, la ciudad. Algo que con mucho trabajo e ilusión se está intentando cambiar, algo que para lo que la  FPFCCT  está trabajando con Pencho Angosto al frente. Y me extraña que esta iniciativa se asuma como algo normal. Porque no lo es. O no debería serlo.

Estas iniciativas, en clubes profesionales o estructurados, obviamente todo lo contrario que el Cartagena, son propuestas y desarrolladas desde el propio club, el más interesado en crecer y el que con más medios cuenta para hacerlo.  Esto es normal en las funciones del departamento de marketing de un club. Esto es, de un club normal y estructurado,  claro.

No en un club que se ha limitado a poner los precios de los abonos, ciertamente normales para la categoría, y decir “aquí tenéis, abonaos si queréis, y si somos menos de 5.000 es que no habéis respondido como una buena afición”. Insuficiente y dando una imagen de club muerto. Una actitud  que la FPFCCT se está encargando de contradecir simplemente con un puñado de personas con ilusión por su club, unos cuantos carteles y una furgoneta, dejando en fuera de juego al propio club y a su dirección general. Porque Pencho Angosto está haciendo el trabajo de Paco López. El club es un zombi, pero su masa social no.

“El tejido empresarial de Cartagena no colabora con el equipo de su ciudad”. Máxima repetida temporada tras temporada desde la jefatura del club, casi convertida en hecho irrefutable. Y en estos días categóricamente desmentida por Pencho y sus colaboradores; ha bastado gente con ganas, una buena campaña de difusión en redes sociales y patearse la ciudad para que quede meridianamente claro que eso es mentira. Que siempre lo ha sido. Alrededor de 50 empresas cartageneras han colaborado, cada una en la medida de su posibilidades (regalos, servicios, cenas…) con el equipo de su ciudad. Esas empresas cartageneras estaban ahí, sólo ha hecho falta pedírselo. ¿Era tan difícil?

La Federación de Peñas ha demostrado a todos sus aficionados, más allá de su probada implicación con el equipo, que los cartageneros le tienen cariño a su equipo de fútbol, para mí el principal éxito de esta campaña. Gracias a Pencho y a su gente. Y a la dirección general del club, le han gritado desde la grada que a lo mejor va siendo hora de ponerse a trabajar…que se pueden conseguir cosas.