Nos entregan la casa sin terminar

Acaba el mes de agosto y con él se marchan las opciones del mercado en todas las categorías.  Si a las declaraciones de los responsables de la parcela técnica del Cartagena nos atenemos, el Efesé no va no fichar ningún jugador más, por lo que quedando dos fichas libres para las 22 permitidas, los que están son los que van a intentar devolver al Cartagena a 2ªB. Vuelvo a repetir, intentar. Por lo que con el absurdo y patético movimiento con el que Pedro Reverte ha resuelto, según él, su propio fallo, que a la postre ha significado prescindir de un portero que venía a darlo todo por progresar en su carrera por otro que como demostró el año pasado, ya viene de vuelta y lo que único que pretende es estirar la suya lo máximo posible, la plantilla del Cartagena para esta temporada 2012-2013  queda cerrada.

Nos comunican que  definitivamente nos van a entregar la casa sin terminar. Y no sin acabar detalles de repasar la pintura o la preinstalación del aire acondicionado, es que la van a entregar con graves defectos estructurales, de cimentación.

El Cartagena vuelve a cometer el mismo error y encara el año con un centro del campo cojo a todas luces.  Lo que parece absolutamente increíble después de la experiencia del año pasado, ya que se está reproduciendo detalle a detalle la situación de la pretemporada pasada. Relacionamos los nombres de Lafuente/Segura, Julien/Cristiano y Urzaiz/Dimas…¿os suena?

Segura lo está haciendo bien…pero no es un mediocentro. Al igual que no lo era Lafuente y se empeñaron en hacernos creer que era una solución válida. Ya vimos el resultado. Un portugués (o franco-portugués) fichado a prueba. Un jugador que puede ser que algún día puede ser válido (por supuesto me refiero a Cristiano, lo de Julien ya vimos que no), pero que muy difícilmente se va a hacer en una temporada a una categoría tan difícil como la 2ªB española, y en un equipo como el Cartagena con la “obligación” de estar arriba. Un jugador al que por las deficiencias en la construcción del equipo, se le va a pedir más de lo que es: Urzaiz. Ya pasó el año pasado con Dimas.  Dimas no es un jugador de construcción, Urzaiz tampoco. Marcos sí, pero es el único. El resultado es tres mediocentros defensivos, sólo uno de construcción y un parche ocasional.

El movimiento más lógico, fichar otro mediocentro creador que complemente a Marcos (sonaron Luque, del Elche y Víctor del Tenerife, dos buenas opciones) y prescindir de Cristiano (quizás mediante cesión) no se ha producido. Tal vez en este contexto si se había entendido, por necesidades de plantilla, la salida de René. Pero la decisión de Reverte no ha sido esta, si es que ha decidido Reverte, claro.

Esta casa que nos venden tiene muchos muros y un solo pasillo. A los que vengan de visita les va a costar llegar a la cocina, pero a nosotros nos va a costar mucho encontrar la salida.

Aunque en mi opinión no sólo en medio campo el Cartagena queda corto de efectivos.  Atrás también.  Se cierra la plantilla con dos laterales derechos, Ceballos y Campins, tres centrales, Rueda, Hugo y Martín, y un lateral izquierdo, Navarro.  Y aquí saco el nombre de Txiki. Un jugador que más allá de la mala temporada pasada, lo ha dado todo por el Cartagena, con muy buen rendimiento y con mucha experiencia en 2ªB. Un jugador que puede jugar en todos los puestos de la defensa, por lo que su presencia cerraría dos jugadores por puesto. En la derecha Txiki o Campins, en el centro Rueda, Martin, Hugo y Txiki, y en la izquierda Navarro o Txiki. Pero Pedro Reverte decidió prescindir de él….ya no hay nada que hacer. ¿O sí?

Porque…también prescindió de Juanma, y aquí lo tenemos. La justificación ha sido que se equivocó y que el rendimiento de René no era el que él esperaba. Una curiosidad, ¿el de Ceballos si lo es? En aras de corregir sus propios errores, está a tiempo de hacerlo. La respuesta seguramente estará en que en la defensa Paco Gómez no ha visto deficiencias como las vio en la portería.

La constructora nos entrega la casa sin terminar, pero ya estamos todos viviendo dentro. La hemos comprado, hemos dicho que así nos vale. Que haya suerte y que podamos encontrar la puerta de salida, porque estar siempre en casa, es tremendamente aburrido. Y decepcionante.

Anuncios