El runrún del 1 al 9

Runrún.

Tb. rum rum en aceps. 1-3, p. us.

Voz onomat. 

  1. m. Zumbido, ruido o sonido continuado y bronco.
  2. m. Ruido confuso de voces.
  3. m. coloq. Voz que corre entre el público.

La temporada pasada Jesús Reguillos Moya, “Limones”, era el portero titular del Efesé. Su irregularidad en la puerta esa mista temporada viene perfectamente definida por lo que pasaba en la grada cada vez que el balón rondaba el área albinegra por la segunda la acepción  que nos marca la RAE de runrún; 2.m Ruido confuso de voces.

La inseguridad provocó el runrún, y el runrún pesó en su salida. Al portero de Ciudad Real, 30 años, le rescindieron el año que le quedaba de contrato aquí y tuvo que salir dirección Miranda (de Ebro, no la pegada a Santa Ana). Una salida sellada y certificada desde que Monteagudo lo sustituyó por Marcos después del revolcón que nos dio el Murcia en el Cartagonova. El del portero era un caso complicado; con calado en gran parte de la afición, llegado en 2013, había disputado 152 partidos titular en todas y cada una de las cuatro temporadas jugadas en sus cuatro años aquí, que lo colocan como el portero que más partidos ha jugado con el F.C. Cartagena con un rendimiento global, alto. Hasta ahora. Hasta que el runrún acabó con él.

El caso del delantero centro Arturo, de 28 años, la directiva del club tuvo que tomar idéntica decisión al rescindir el contrato con el futbolista cartagenero. Ni el entrenador,  ni la directiva ni la grada han quedado satisfechos con el rendimiento del atacante, que no tuvo ni el acierto al principio  ni la tranquilidad al final necesarios para ser “nuestro” 9. Sus siete goles eran insuficientes, pero fue la primera acepción que nos sugiere la RAE para runrún lo que le ha sacado del club esta temporada y le ha dado billete para el otro lado del  Puerto de la Cadena; 1. m. Zumbido, ruido o sonido continuado y bronco. Su falta de acierto en momentos clave, su ansiedad, sus atribuladas ganas de hacerlo bien provocaron que desde el F.C. Cartagena se le buscara una salida pese a su año en vigor de contrato y que el pasado verano llegara como una de las grandes apuestas del y para el cartagenerismo. El mismo es consciente de que el año ha sido malo y que no le quedaba otra opción que marchar del club de su tierra.

Desde mi punto de vista, la continuidad de Limones y Arturo habría sido contraproducente para ellos y para el club. A la primera mala salida del 1, al primer fallo de ocasión de gol del 9, habría vuelto el runrún, 3. m. coloq. Voz que corre entre el público. Y se habría creado un clima nefasto para los propios jugadores, y salpicado al entrenador en el caso de insistir en su titularidad. Salidas duras, difíciles, por la identificación de Limones con el Club y por el paisanismo de Arturo, uno de los nuestros, pero absolutamente necesarias. Limones es un muy buen portero de la categoría que estoy seguro lo hará bien en la portería del Mirandes y Arturo es un muy buen delantero que fijo hace goles en Murcia (cuento con los dos que nos va a hacer a nosotros, uno aquí y otro allí), pero habría sido un error que siguieran aquí, creo que aciertan B&B en la decisión de hacer efectivas sus salidas. Deseo de verdad que en sus próximas visitas, segura la de Arturo y dudosa la de Limones, el rurún sea sustituido por aplausos, cariño y respeto;  son dos tíos que lo han dado todo por la albinegra, que no se nos olvide la imagen del Limones después del partido de la salvación en Las Palmas. Aunque no les salieran las cosas aquí.

Aquí, donde de momento, Pau Torres y Aketxe no lo oyen. Ojalá….

ovación.

Del lat. ovatio, -ōnis.

  1. f. Aplauso ruidoso que colectivamente se tributa a alguien o algo.
  2. f. Triunfo menor de los varios que concedían los romanos por haber vencido a los enemigos sin derramar sangre, o por alguna victoria de no mucha consideración.

Dudas y certezas

Si comienza uno con certezas, terminará con dudas; más si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas.

Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y estadista británico.

Se va cerrando el efesé. A falta de retoques (delantero, ven) habemus plantilla. Con la disputa de la Carabela esta tarde, y ante este regreso oficioso del equipo es el momento de hacer una recopilación de cómo se encuentra en estos momentos la primera plantilla del equipo y mi opinión sobre como ha quedado compuesta. Y es que, actualmente, el efesé ya cuenta con 18 jugadores en la nómina de la primera plantilla, de los cuales varios son llegados esta temporada, creo que más de los deseables.  Casi todos  certezas, y los menos, dudas.

Así, en la portería las dos plazas están seguras. Marcos recibe al Pau Torres, que viene para ser fijo, y que mandamos a la columna de certezas. Pau es un portero  sobrio, experimentado y que difícilmente va a atacar las uñas del aficionado al estilo Limones, con experiencia en segunda que seguro se traduce en un año sin sustos ni sobresaltos  en la portería como la pasada temporada. Con Pau, Belmonte y Breis han querido ir sobre seguro. En mi opinión, aciertan.

En cuanto a la zaga, certezas con los conocidos, que son casi todos, y solo se van a traer un par retoques ya que el conjunto albinegro ya cuenta con casi toda la línea hecha: Ceballos (grande el Capi), Oscar Ramírez, Michel Zábaco, Moisés y Jesús Álvaro; todos de confianza, demostrada, que los coloca en la bolsa de las certezas. Mi primera duda viene aquí con Aguilar…rebotado de liga extranjera, veterano ya de vuelta y que además, llega post lesión y extraña recuperación, que de momento y a nada de empezar la liga lo tiene sin debutar. Con este panorama, la intención del club es realizar al menos un fichaje, un central sub 23 que sea capaz de aportar lo que sospecho Aguilar no va poder. A la columna de las dudas.

En el centro del campo y bandas,  rearmado,  encontramos ocho jugadores, de los cuales seis vienen de estreno.  De los continuados Cristo y Sergio Jímenez sabemos que esperar, cero dudas. De Cristo toques y “cositas” de unos de los mayores talentos de la categoría y de Sergio que por fin sea Mariano 2.0, con los llegados pasa un poco lo mismo a excepción de Álvaro Rodríguez. Es el único al que mando al pelotón de las dudas. Expreso deseo de Monteagudo, viene de no ser titular en un club de clase media con el Villanovense. El bagaje anterior,  no más de una temporada seguida en clubes como el Betis B y el San Roque tampoco ayuda a convencer de que puede ser importante en un club con aspiración de ascenso, y que lo convierten en mi duda mediocampista. De los demás, dudas cero. Hugo Rodríguez es un talento puro de superior categoría que si está a gusto y las cosas le salen, nos vamos a divertir con él. El que no sepa que la calidad a Chavero se le cae al andar es que no ha visto fútbol de segunda B, Poley es un “jefe” contrastado y ojo a Cordero: un puto todoterreno de mecánica de confianza. Mientras, Zalazar es un talento puro. La duda con él es más si Monteagudo le va a dar algún minuto (comprobado está no es muy dado en dar oportunidades a los chavales…) que lo mucho que creo que puede aportar el chaval.

Y en la delantera, el fichaje de Aketxe prácticamente ha cerrado las plazas disponibles, a la espera de si B&B cazan la pieza mayor.  Y esto es lo que en mi opinión va a marcar muchas de las opciones de ascenso del efesé esta temporada. Porque de momento, mi absoluto desconocimiento de Moussa hace que lo mande a la esquina de las dudas; planta y presencia física tiene, pero con eso no me puedo formar opinión. Con Aketxe sí que la tengo, y es que no creo que sea el delantero titular que necesita un equipo para asaltar el ascenso. Tal vez un buen complemento, pero no para depositar esa responsabilidad en él. Una temporada buenísima en León hace tres temporadas y llegar descartado desde Albacete donde fue insustancial el año pasado no puede ser suficiente para dejar en él la responsabilidad de acabar con la endémica falta de gol. Con Aketxe es con quien más dudas tengo, por lo que creo indispensable que venga un delantero titular, un TOP.

Y sí, me falta uno para completar la columna de dudas. El banquillo. El mismo Monteagudo se encargó el año pasado de escribir a mano su nombre en ella. Cambios de sistema (varios), titularidades discutibles, su conformidad a los cortes de jugadores en invierno, poca (nula) capacidad de reacción ante el derrumbe del equipo en la segunda vuelta, cambio de sistema otra vez. No tengo nada claro que sea el indicado para llevarnos a segunda. Pero bueno, de él depende cambiarse se columna, ¿no?

Y es que claro, yo, al igual que Sir Bacon, puedo empezar con dudas y terminar con certezas.

6/22 -23 tiene que salir +

Según la reglamentación vigente en la Segunda B, cada plantilla puede tener un máximo de dieciséis profesionales y hasta seis fichas Sub-23. Y creo que es un error tremendo dar por hecho que esas fichas son fichas “de relleno”, como nos ha venido a confirmar la espantada de Mérida esta semana, que vino de relleno, después de una lesión importante y totalmente fuera de forma y sitio. Desde el minuto uno tenía toda la pinta de que iba a tener cero minutos, y ni siquiera hemos podido verlo casi ni entrenar.  El centro de la cuestión podría estar en la teoría que afirma que en España todos los sub 23 que realmente tienen nivel, se encuentran jugando en los filiales de los equipos grandes, se acaban ocupando fichas por ocupar.

Y es aquí donde los clubes (o sus Directores deportivos) de segunda B y tercera, o sea, el efesé, se encuentran con el dilema…con la obligación de contar con jugadores sub 23, y con la mayoría de los buenos jugadores que cumplen estos requisitos jugando en los filiales, ¿hay disponibles sub 23 de nivel?

La respuesta en la mayoría de los casos es muy sencilla: pocos, pero haberlos, los hay. Y es un punto donde se puede marcar la diferencia de una plantilla. Sin ir más lejos, en la última temporada triunfal en 2B del club, la del ascenso en Alcoy, los tuvimos. Y tenerlos fue sin duda un hecho diferencial con los clubes a los que le disputamos el ascenso. En el once titular de ese playoff de ascenso, tres de los de salida eran sub23, precisamente un por línea, un joven pasillo de seguridad;  Miki Roqué, básico en el centro de la defensa toda la temporada, Héctor Yuste se consagró en el mediocentro al final de la misma (incluso marcó en la ida) y Carmona arriba pues…ya sabemos el temporadón que hizo Carlos Carmona ese año, goles decisivos y robo mítico incluido.

Los tres de los once

Con todo esto, ocurre que los equipos se ven en la tesitura de contar tan solo con 16 fichas en su plantilla, ¿Es posible jugar (y competir de verdad) una temporada con no más de 17 o 18 jugadores de campo? Pues complicado. No creo acertado asumir esta normativa como un “problema” que consiste en fichar por obligación a jugadores que en realidad no quieren, que pasen a ser fichas que cuentan en el proyecto y van a tener oportunidades y no se van a tirar todo el año en blanco, como está pasando en este Club desde hace varias temporadas.

La temporada pasada, el club acabó la campaña cubriendo seis de las fichas para menores de veintitrés años. En concreto las ocupaban el portero Marcos, que de no ser por la baja forma de Limones su presencia habría sido testimonial…después, entre todos los demás que ocuparon esas fichas; Quintana, Pablo Ortiz, Isi Ros, Juan Antonio Ros, Guirao…aportación cero. La nada, unos por qué no daban para más y otros por el olvido de Monteagudo, teniendo meridianamente claro que estaba aquí para completar entrenamientos y poco más. Los casos de Pablo Ortiz y J.A. Ros son un claro ejemplo de esto que argumento. Y creo que ese es el error de base. El mismo entrenador los consideraba inservibles e inútiles. Porque lo que sí es cierto es que la obligación de contratar a los sub 23 no se percibe por Directores Técnicos y entrenadores como una forma de dar oportunidades a los jóvenes, sino una forma de crear problemas. Tanto al equipo que tiene la obligación de ficharlos sin quererlos como a los chavales, que en una época donde es fundamental jugar, se tiran los años en blanco.

Para esta temporada, solo Marcos sigue con ficha Sub-23 en el primer equipo. Al “efímero” Mérida ya lo damos por olvidado. Por lo tanto, uno de los objetivos de la entidad debe ser encontrar en el mercado jugadores menores de veintitrés años para mejorar el nivel medio del plantel. En mi opinión, prioritario. Detalles que te dan ascensos.

En resumen, que deberíamos ponernos en la pizarra y conseguir que la operación 6/22 -23 este año, nos salga positiva.

Fenómenos extraños

Oscuros nubarrones se ciernen sobre cierta zona adyacente a la Rambla de Benipila en Cartagena. Fuerzas oscuras parecen haberse conjurado y las sombras tiñen de negro el Estadio Municipal Cartagonova. Entre las grades y césped (lo del palco VIP lo dejamos fuera por que ahí por cojones debe ir todo de puta madre…)  se suceden fenómenos extraños que hacen pensar en un maleficio, un encanto, una falta de ajos o una desviación del karma. O que hemos fichado al jodido Murphy, el de la ley, sí. Según vamos conociendo jornada tras jornada, algunas de los no fichajes y no renovaciones mas alucinantes. Raro, algunos decían que jugar en el equipo de su tierra era lo mas importante para ellos, para acto segundo salir levitando para Elche. Otros que no jugarían en ningún equipo de 2B que no fuera el Cartagena, para luego hacerse cuerpo presente en otro grupo…de la misma 2B. Misteriosamente teletransportados. Las señales se manifiestan inequívocas y tozudas en la misteriosa desaparición de porteros con el contrato ya redactado, desaparecidos en las zonas mas recónditas pasadas el Puerto de la Cadena. No se trata de las únicos fenómenos inexplicables. Incluso hay jugadores que aparecen, firman…y antes de entrenar, se esfuman entre la niebla, escasa, de Málaga. Algunos puestos aparecen malditos. Alguien en los despachos incluso habla de jugadores salidos a los que no se pretendía renovar, pero que luego pero nadie sabe si hay oferta oficial de renovación y al día siguiente han aparecido de grana en La Nueva Condomina.  Se han hallado jugadores a los que se quiere rescindir contrato desde hace dos meses, entrenando con el equipo todos los días. Se habla incluso de susurrantes ofertas de 100.000 euros por temporada, aunque nadie ha conseguido tener pruebas irrefutables de eso. ¿mito, tal vez? Es demasiado. El desconcierto se encarama sobre la incredulidad: nadie cree que sea cuestión de la normalidad del mercado, pues solo esta pasando en la ciudad portuaria. Esa entidad las ha visto de todos los colores y formas, pero no con tal intensidad. Hasta el punto de que confirmado la presencia de personas, aficionados hasta hace poco cuerdos, desarrollar un especie de baile caricaturesco que destruye la compostura. Poseídos por el Papu.

Huidas por “falta de feeling”, repentinos arrepentimientos, decisiones aplazadas meses, espantadas… ¿Qué ocurre en esta casa?

Los indicios de que algo de naturaleza paranormal está sucediendo en el Cartagena se suceden. No solo hay palabras dadas y retiradas y agentes bipolares; también contratos, llamadas, psicofonías extrañas, voces desde Cantabria. Otros vestigios son de índole aún más inquietante: contratos que son hallados incólumes pero con extraños símbolos garabateados en ellos. ¿Firmas volátiles? ¿feeeling famélico?

Todos coincidimos cual Iker Jiménez marítimo en que estos indicios sumados no necesitan ser examinados con luz y taquígrafos para rubricar un diagnóstico aterrador: una maldición quemasangrista para atraer el mal fario sobre el efesé ha sido desatada y convocada. Sin embargo…en este momento, la doble B, se conjura para acabar con la maldición. Ellos la están viviendo en su misma casa. Quizá el propio Monteagudo haya sentido la presencia de fuerzas ajenas al entendimiento humano y se atreva a arrojar la luz del bien sobre el Club. Los euros de abonos y patrocinios que se deberían ingresa deben dar para, al menos, dos o tres exorcismos.

Efesé, corre hacia la luz….

Señales del futuro

Señales del Futuro es un thriller de suspense dirigido por el a veces genial Alex Proyas (por ejemplo, Dark City o El Cuervo) sobre un profesor (lo que queda de Nicholas Cage) que debe descifrar una serie de predicciones sobre el futuro y evitar que se cumplan, y su lucha por evita run desenlace que se supone ya escrito. Estados Unidos, año 1959. En un colegio, una profesora propone a sus alumnos una cápsula del tiempo en la que cada niño guarda un dibujo teniendo como tema ‘visión de futuro’. Una de las niñas solo escribirá una larga serie de números… y será esta hoja la que después caerá en manos de Caleb, hijo del profesor John Koestler quien, ya en nuestro tiempo, se verá abocado a investigar lo que ese mensaje puede significar… y resulta que son series numéricas que permiten conocer el futuro.

El F.C. Cartagena lleva demasiado tiempo emitiendo señales (preocupantes) de un futuro que el renovado y ratificado entrenador del club, a modo de una especie de John Koestler albinegro, deber evitar. Porque todas las señales que emite el equipo últimamente no auguran un futuro en el que se consiga el/los objetivos; antes quedar campeón de grupo, después olvidar esta basura de categoría. Y es que el hecho, aunque muchos se esmeren en callar o no decirlo, es que si este equipo no mejora y se hace más fiable, seguro y compacto, no van a pasar ninguna de las dos cosas. El equipo juega a minirachas, se conecta y desconecta continuamente, y en muy pocos partidos ha dado sensación de empaque. Eso si, tienes tres o cuatro jugadores de categoría superior que cuando están, lo hacen fácil; fue en su momento Juanlu, ahora lo es Cristo, de vez en cuando Rivero y muchas veces Jesús Álvaro, y alguna vez lo ha sido Chus Hevía. Pero hace falta bastante más que golpes de calidad para acabar ascendiendo. Y eso lo saben Monteagudo, Belmonte y Breis. Y deberíamos saberlo nosotros los aficionados, pero parece que no, que negamos ver lo que estamos presenciando jornada tras jornada. Que como el equipo va líder y va sacando resultados, todo va bien…

Y es que el desastroso partido del domingo contra el Córdona no es una excepción, se veía venir, sólo sirvió para certificar el mal momento de juego que afecta al efesé. Se empató con muchísima suerte en Villanueva, algo muy parecido contra la Balompédica Linense. Se ganó de auténtico milagro en Jumilla, y sufrimiento para sacar un punto con el Linares. Ahora se pierde contra el filial del Córdoba…en resumen, equipos de no mucha entidad.

La señales, a modo de la cápsula del tiempo de Señales del futuro estaban ahí, solo que parece ser que solo algunos profesores Koestler las veíamos. A él en la peli tampoco le creían, aun llevando razón, porque por supuesto, aún estamos a tiempo de cambiar el futuro escrito.

“existe un patrón, para predecir nuestro futuro…”

Torneo RK10 La Unión; original e innovador

RK10 es una asociación deportiva que organiza torneos de fútbol 7 en un formato innovador y original en unas 5 horas de competición. Los torneos se realizarán en distintas sedes y municipios de toda España a lo largo de la temporada 2016/17, concluyendo con una gran final en Junio de 2017.

Los equipos estarán constituidos por 1 portero y 9 jugadores de campo y en cada torneo pueden participar solo 4 equipos. Se organizan torneos de cualquier categoría, benjamín, alevín, infantil, cadete, juvenil, absoluta o veteranos. Para participar hay inscribirse en las sedes que RK10 irá publicando a lo largo de toda la temporada o bien solicitar un torneo en exclusiva para aquellos que junten 4 equipos y se lo comuniquen a la organización.

cartel-la-union-1

Todos los jugadores deberán pasar 6 pruebas individuales en la primera fase del torneo, 1.HABILIDAD (Toques con el balón), 2. DESPLAZAMIENTO DE BALÓN (Gol desde el centro del campo), 3.EFECTO (Gol olímpico), 4. VELOCIDAD Y DESTREZA (Circuito), 5. PUNTERÍA Y 6. POTENCIA DE DISPARO (Km/h). Una vez finalizadas las pruebas comenzarán los encuentros, se enfrentaran a modo de semifinal el equipo que mejor nota haya obtenido en las pruebas contra el que peor nota haya conseguido, por otro lado se enfrentaran a modo de semifinal el segundo equipo clasificado en las pruebas contra el tercero.

Los ganadores de estas semifinales jugaran la final y los otros dos equipos se disputaran el 3er y 4º puesto. En los partidos los jugadores también serán valorados por los ojeadores del equipo técnico RK10, teniendo en cuenta sus actuaciones, los balones recuperados y cortados, goles, clasificación del equipo, goles encajados, paradas…etc.

Una vez finalizados los encuentros se procederá a la entrega de premios, MEJOR JUGADOR, MEJOR EQUIPO, MÁXIMO GOLEADOR, MEJOR DEFENSA, MEJOR PORTERO, JUGADOR MÁS VELOZ, DISPARO MÁS POTENTE, MEJOR JUGADOR EN LAS PRUEBAS.

Subirán a podium los mejores de cada equipo en cada una de las anteriores disciplinas, obteniendo el correspondiente trofeo, el mayor galardón será para el que obtenga el mejor registro. Los jugadores contaran en las 5 h de competición con equipación personalizada, trofeos, avituallamiento con su bolsa, asistencia sanitaria, fisioterapeuta, diploma técnico, posibilidad de clasificación para la gran final con premios en metálico y una experiencia inigualable para los aficionados al fútbol, en este formato de torneo nunca desconectaran de la competición hasta que se escuche el pitido final gane o pierda su equipo ya que además de jugarse la clasificación como equipo se disputarán individualmente hasta el último segundo los trofeos como mejor jugador, mejor defensa, máximo goleador…etc.

Los jugadores podrán ver su clasificación en cada uno de los trofeos que se disputan, a través de los rankings elaborados en cada torneo entre los 40 jugadores que han participado. Además se publicarán después de cada torneo los ranking generales de entre todos los jugadores que hayan participado en un torneo RK10 , valederos para la clasificación a la gran final. La final la disputarán de forma gratuita los 2 equipos que hayan ganado un torneo y tengan mayor nota media y los otros dos equipos serán confeccionados por una selección RK10 con los jugadores con mejores registros.

Mas info en https://goo.gl/mYzl5k

El legado de Juanlu Hens

La pasada temporada, el 30 de abril en el Cartagonova, en el minuto 83 de partido Juanlu Hens mandó un derechazo ajustado al palo de la portería de Fernando, ergo del Real Murcia, y dio la victoria al efesé en el partido de vuelta de la temporada 2015/2016 Y en ese momento, se gestó en derbi del domingo en Murcia. Herencia de Juanlu Hens.

legado-juanlu

Porque desde este blog se tiene la convicción de que si el Murcia no cae derrotado ese día en Cartagena, ese equipo habría sido campeón de grupo, y a la postre habría acabado ascendiendo, y el domingo en lugar de ir jugar con el histórico a la Nueva Condomina, iríamos  a la vieja…si, a la azul. El  derbi regional respondió: emoción, alternativas, goles, polémica y amago de atraco, lo que viene ser repetición de historias ya vistas por Benipila. Recordad; Chavero empató de penalti inexistente y Hevia marcó en fuera de juego, que ya se podía haber equivocado en las dos el señor colegiado Villanueva. Esa noche, Juanlu mediante, los albinegros le quitaron el liderato a su eterno rival, al que ya con la derrota ya sólo le quedaba depender del UCAM para pasarlo en dos jornadas. Y es que el último derbi, el torpedo de Hens abrió la vía de agua por la que al Murcia se le fue a pique el ascenso a 2ºA, al fútbol profesional, el pagar parte de sus deudas con los contratos televisivo, el atraer a posibles nuevos inversores y el salvar a un club moribundo.  Mientras, el UCAM tenía el liderato hecho, cosa que le dió el ascenso, el Cartagena coronaba una semana completa: institucionalmente perfecto, Alberto Monteagudo renovado como entrenador, el equipo asegurando una plaza en los puestos de Copa del Rey, y los jugadores ganándose la continuidad de esta temporada. Y de paso, desestabilizó a la Murcia futbolera colocando al Murcia de segundón, y al Católico como equipo más importante de la ciudad.

Ese día Juanlu Hens selló su testamento y su legado. Ese día dejó al Murcia en segunda B, por la legítima le daba el ascenso al UCAM y a nosotros, herederos directos albinegros, nos legaba la posibilidad de seguir viendo sufrir al murcianismo. En los anexos venia contemplado el derbi del domingo. El Legado de Juanlu Hens, ante notario y certificado.

Píntalo de negro

Belmonte y Breis son tipos inteligentes; solo así se puede explicar que acaten las órdenes de Jagger y Richard…y lo pinten de negro.

El Cartagonova se pinta, se oscurece. Pinta gradas, laterales, la publicidad estática que existe alrededor del terreno del campo y de las gradas. Desde el principio de temporada los anuncios de los patrocinadores que se vean en el campo efesista van en negro con letras blancas, también los vomitorios y parte superior de los banquillos. Finalmente, en la parte superior se añadió un lema “made in Federación de Peñas”, Carthago Nova Nova Invicta Est, referencia del tifo preparado antes del derbi ante el Real Murcia de la temporada pasada.

Y queda bastante chulo. ¡Píntalo de negro!

Más allá de la modernización con un simple toque de pintura del estadio, al final no tan importante, me gustaría resaltar aquí lo que significa como detalle, detalles que al final cuentan mucho en el día a día de un club. Por supuesto que no nos va a ayudar a ganar los partidos, pero suma, como suma un diseño bonito del uniforme, o que te vista una marca solvente, o que los servicios del estadio estén a la altura. Belmonte y Breis, a los que presupongo ideólogos del tema, aciertan de nuevo en cambiar para más actual la imagen en general de un estadio que parecía abandonado desde hace años. Se sigue sumando, esta vez en imagen, en que sea un club identificable, con signos identificativos.

El Cartagonova gana en imagen, los anunciantes ganan con sus logos en una imagen más moderna, el socio gana al ver su casa más bonita y renovada. Y cuando se hace algo en lo que todos ganan, aunque sea un detalle, es que se acierta. Y todo con algo tan simple.

Todo negro. ¿Y yo que me imagino al equipo saliendo al campo con la megafonía a full con Jagger de jefe y el estadio cantando ooooohhhhoooooohhhhhh y la guitarra de Richard punteando, y Watts dándole a la caja?…

 

 

El entrenador y su banda

Andaba la cosa por el minuto 54 de la segunda parte, recién empezada después de un primer tiempo en el que se había visto a los de Alberto Monteagudo espesos, lentos y con poco ritmo, y todo en conjunto se había definido en un aburrido y plano primer tiempo.

Entonces el entrenador hizo lo que se supone que deben hacer los entrenadores; tomar decisiones para mejorar. Entonces metió a Sergio García, quitó a un aún descolocado Pablo Ortiz y mandó a Cristo Martín a hacer “sus cositas” a la banda izquierda, lo juntó con Jesús Álvaro y a Oscar Rico. Y por ahí el Cartagena destrozó al Linares.

monteagudo

Mientras, mandó a Sergio García a labores de zapa y despiste a la banda derecha. Toma el balón y corre, que vas fresco. Nada más entrar casi liquida por asfixia al lateral izquierdo azul. Muy seguidas, con otras tres arrancadas desde la banda derecha se vuelve a quedar ante el portero para definir….si lleva una talla menos de guantes el 1 de los visitantes hubiera marcado. Pero el entrenador miraba a la banda izquierda, mientras todos nos despistábamos en la derecha. Y se dio cuenta de que se había ganado el sueldo de esta jornada cuando el centro de Jesús Álvaro por la izquierda lo termina Juanlu Hens de cabeza, y a la siguiente Fernando y Cristo toquetean y el nuevo nueve se planta ante Lopito y solo le falta batirlo, otra vez por la izquierda. Y luego otra jugada de toque acaba en penalti para que Arturo se enfadara y marcara Oscar Rico. Y allí pegaditos al entrenador, Álvaro, Cristo y Rico siguieron a lo suyo, sumándose luego Chus Hevia y Arturo, quienes habían entrado de refresco, quines pudieron marcar también.

Si, también todo eso pasó por la banda izquierda. La banda pegadita al entrenador.

En proceso de rehabilitación

Bueno, pues finiquitada la temporada del efesé (ya casi lo estaba hace un par de partidos), certificando que no va poder meterse en playoff al perder su partido contra el Cádiz en el Cartagonova el domingo pasado, ya queda como único objetivo, el que algunos preveíamos al principio de temporada; un añito para recuperarse de la UVI, en la que estuvimos la temporada pasada. En el ultimo momento se salvó la vida y durante este año se ha conseguido salirdel coma, y necesitábamos un tiempo de rehabilitación. Un tiempo que necesariamente es esta temporada; a certificar no sufrir y a recuperarnos del todo. Y en eso esá ahora mismo el club.  Y fortalecerse. Ejercicios como la renovación de Sergio Jímenez, icono del club, y la llegada de un jugador del nivel de Chus Hevía son dos claros signos del plan de recuperación programado por el equipo del Paco Belmonte, en lo deportivo. Que van por buen camino.

 rehabili

En lo institucional se ha iniciado en concurso de acreedores y afrontado pagos y convenios,  se han creado unas bases, una estructura, una estabilidad institucional, se han cerrado patrocinios o colaboraciones, se ha abierto el Club a la ciudad…un escenario básico para crear un club sólido que pueda aspirar de verdad a ascender y a ser una institución sólida, por fin.

 En lo deportivo, ahora toca no volverse loco y volver a reiniciar el cuerpo, no caer en lo que siempre ha pasado en Cartagena; la prisa. Los nervios. El destruirlo todo. El empezar de cero temporada tras temporada, derribar lo construido. En pensar sólo en aquí y ahora.

No desmantelar una plantilla que el año que viene puede dar su medida verdadera, reforzar lo que está faltando. Las piernas están fuertes; la parte de atrás con Mario, Ceballos, Ayoze, Verdú, Moises y Jesús Álvaro está casi armada. Buscando un central/lateral izquierdo y un portero que pelee con Limones de verdad la titularidad, está hecha. Recuperar el tronco va a llevar más trabajo. Con Sergio y Rivero tenemos la mitad, trayendo dos jugadores de alto nivel para segunda B (sonó Checa, a ver el año que viene como queda el Cádiz y David…) quedará recuperado del todo. Y los brazos, lo último y lo que más va a costar, lo más débil. En mi opinión, Juanlu y Cristo deben seguir, sumando a Hevía. Menudo, pues según como acabe el año. Y dos puntas de verdad. Ahí es donde debemos concentrarnos en recuperar la fuerza, donde más hay que trabajar y donde se debe acertar para dar el salto de calidad y luchar por todo el año que viene. Está sonando Fernando, que sería un fichajazo, descubrir otro Antoñito…

En resumen, que cambiando 6, 7 piezas y acertando, este enfermo estará preparado para abandonar el hospital, dar por terminado el proceso de rehabilitación, ser dado de alta y ponerlo otra vez a funcionar con garantías. Pero sin precipitarnos.

Por cierto, de la cabeza no he hablado porque creo que el paciente la tiene bien puesta. Víctor debe seguir “pensando” para el efesé. Y la temporada que viene será un año más listo…